29 marzo 2007

el sentido y la medida

“Tous les beaux vers sont réguliers. Non que le sens se plie à la règle ; mais toujours est-il que la règle n'a point cédé; et par cette obstination même, le sens s'est montré. C'est qu'il faut deux vérités, en quelque sorte, pour en faire une, vérité de la chose, et vérité de l'homme; et il faut que ces deux vérités n'en fassent qu'une. La règle est la vérité de l'homme. Oublier la règle, c'est s'oublier soi, et aussitôt oublier tout. Vainement vous frappez selon la chose; la chose n'a point besoin de vous; elle n'est point à refaire; au lieu que l'homme a grand besoin de lui-même. Il se donne donc, par serment, ce temps mesuré, cet avenir réel, encore vide et déjà divisé, qui est comme le calendrier de sa pensée. Mais cela est encore abstrait; cela danse; cela ne chante point. Comment faire chanter ce qui n'est pas encore? Ici la rime, qui est le plus beau et le plus puissant dans ce jeu. Un écho, une sonorité d'avance; d'avance une forme de la bouche; d'avance une forme de l'étonnement, vêtement de l'idée neuve, si neuve qu'elle n'est rien encore que cet étonnement. Cette parure ne s'use point. Tout homme comprend cela par les effets; presque aucun homme ne voudra croire qu'il nous faut cet écho d'avance, jeu du corps, pour savoir que nous pensons. Il fallait une telle ruse pour obtenir de l'auditeur cette attention redoublée, qui est l'attention. L'allitération fut vraisemblable­ment la première pensée. Méthode encore pour tous, et signe oraculaire. D'où cet empire du vrai poète. Mais je crois aussi qu'il ne peut jamais se permettre, si dure que soit la loi, si agréable que soit la tentation, d'abandonner une rime par désespoir d'y trouver écho. Ces infidélités sont senties. Il n'y a rien au monde que nous sentions aussi précisément et délicatement que le courage et son contraire; et peut-être, en toutes les nuances du sentiment, ne sentons-nous jamais que cela.” (Alain, Propos de littérature, 1934)
En algunos de sus propos, Alain (Émile Chartier, 1868-1951) defendió la poesía con medida y rima (o, al menos, con medida) frente al verso libre. En las razones que da en las líneas precedentes se pone de manifiesto la sutileza, el rigor y el sentido moral que recorren la obra del pensador francés. Parte del sano convencimento de que todos los versos hermosos son regulares, es decir, tienen medida: lo que no deja de ser una afirmación valiente para su época y para la nuestra. Dice que el sentido se muestra, precisamente, porque existe la regla y porque ésta se obstina en no ceder (¡qué lejos de las afirmaciones de los primeros ilustrados, que arremetieron contra la poesía porque, según ellos, a la Razón no se la podía encerrar en la cárcel de las reglas!). Y dice más, que la regla es la verdad del hombre y que olvidar la regla es olvidarse de sí mismo (ahí, la moral, que concierne siempre al hombre y no permite territorios sin ley, ni siquiera los estéticos). Habla de la rima con una perspicacia inhabitual en todos los que tratan este asunto (¿cómo hacer cantar lo que aún no es?) y, más adelante, dice que la aliteración fue el primer pensamiento (sin duda, porque el primer pensamiento fue aliterativo). En fin, la exhortación final que hace a los poetas para que no cedan a la tentación de abandonar el reto, por muy agradable que sea la tentación y por muy dura que sea la ley, me parece también profundamente moral. Además, esas infidelidades se notan; el valor y la falta de valor no pasan desapercibidos (ni siquiera en poesía).

Etiquetas: ,

28 marzo 2007

lugares de muerte

“Los lugares de muerte son esos en los que se está siempre en peligro, pese a tomar todas las precauciones. En ellos, si combatís, corréis el riesgo de ser derrotados y, si permanecéis inactivos, os acecharán el hambre, la enfermedad y la miseria. Son lugares en los que no podéis quedaros y de los que difícilmente podréis salir.” (Sun Tze, El arte de la guerra)

Etiquetas: ,

26 marzo 2007

épica y oración

(…)

Rappelle-toi tes brillantes victoires,
Les jours bénis de Reims et d'Orléans;
Rappelle-toi que tu couvris de gloire,
Au nom de Dieu, le royaume des Francs.
Maintenant, loin de toi, je souffre et je soupire.
Viens encor me sauver, Jeanne, douce martyre!
Daigne briser mes fers... Des maux que j'ai soufferts,
Oh! souviens-toi!

(…)

(Sainte Thérèse de l’Enfant-Jésus, Prière de la France à Jeanne d’Arc)

Etiquetas: , ,

12 marzo 2007

el cielo de europa

Vivir en el terror y morir bajo las bombas. Formar parte de la tripulación insomne de un bombardero. ¿Se podía esperar otra cosa? No, pero nuestra imaginación, aun después de las trincheras, no daba para tanto. Vivir y morir en las ciudades insomnes. Ser y sentir el terror en el cielo de Europa.

Etiquetas:

08 marzo 2007

el círculo leibniz

"Cada hombre comprime en sí el mundo entero, cada hombre es una perspectiva del universo. Nadie puede fundirse con nadie; si acaso, solaparse, emparejarse, aparearse; porque nada nos permite abrir el alma del prójimo y ponernos en su lugar, ver el mundo con sus ojos. Cada hombre es único e insustituible.
-¿Y no puede uno acercarse a la visión del otro a través del amor? -le pregunta Reilly.
-Con el amor de Dios, es posible; con el nuestro, no -responde Fermín Vinuesa."
(Santiago Miralles, El Círculo Leibniz, 2006)

Etiquetas: ,

07 marzo 2007

elogio del converso

La verdad necesita de la pasión. Sin pasión, la verdad es sólo ley. A veces, para apasionarse por la verdad, hay que llegar a ella desde fuera, incluso desde lejos, no estar desde siempre en ella. Los hombres a quienes conmueve y apasiona la verdad son sus mejores instrumentos. Un converso es pura pasión al servicio de la verdad.

06 marzo 2007

bastiat y el estado

“Quant à nous, nous pensons que l'État, ce n'est ou ce ne devrait être autre chose que la force commune instituée, non pour être entre tous les citoyens un instrument d'oppression et de spoliation réciproque, mais, au contraire, pour garantir à chacun le sien, et faire régner la justice et la sécurité.” (Frédéric Bastiat, L’État, 1848)

Etiquetas: ,

05 marzo 2007

una raíz del totalitarismo

“¿Por qué la filosofía humanitaria de la Europa del siglo XVIII inauguró el reino del Terror? No fue debido al azar. Fue la consecuencia de la premisa original, del objetivo y del medio propuestos. El objetivo es hacer felices a los demás como justificación primera de la existencia. El medio es el poder colectivo. Y la premisa, que el bien es colectivo.” (Isabel Paterson, The God of the Machine, 1943)

Etiquetas: ,

sábado santo de 1929 en monreale

“La sagrada ceremonia se prolongó durante más de cuatro horas y, sin embargo, siempre hubo una viva participación. Hay diversos modos de participación orante. Uno se lleva a cabo oyendo, hablando, gesticualando. Otro, en cambio, sólo mirando. El primero es bueno, y nosotros, en el norte de Europa, no conocemos otro. Pero hemos perdido algo que aún estaba presente en Monreale: la capacidad de vivir-en-la-mirada, de estar en la visión, de recibir lo sagrado a través de la forma, contemplando.” (Romano Guardini, Viaje a Sicilia)

Etiquetas: ,