15 marzo 2010

caja 17

Pretérito perfecto, de José Luis García Martín. Ardua mediocritas y Haz de luz, de Enrique García-Máiquez. En el primero de ellos, dice Enrique de Judit: “Sólo un Dios que es Amor pudo crearte así, deseable y terrible”. La pluma y la tierra, de Jon Kortazar. Echado a perder, de Carlos Pardo. Luego, más y más poesía. Un azulejo de un palacio beilical del XVIII. Y, luego, bastantes cedés de música. Sobre todo, barroco y, sobre todo, Bach y Haendel.

Etiquetas: ,

4 Comments:

Blogger tosigo ardento said...

¡Hombre, José Luis García Martín!. Yo he descubierto hará poco su ingente e inabarcable obra y estoy disfrutando mucho con él. No conozco ese libro,Julio ¿qué tal está? ¿es teatro, no?
Le vi contigo y tus hijas en una foto en Túnez que sale en su estupendo blog "Café Arcadia".

15 marzo, 2010  
Blogger julio martínez mesanza said...

No, Alfredo, es uno de sus diarios.

P.S.: ¡Esa foto...! En la Avenida Habib Bourguiba de Túnez. Él y Javier Almuzara acababan de desembarcar en La Goleta, y las niñas y yo pasamos un par de horas estupendas con ellos.

15 marzo, 2010  
Blogger E. G-Máiquez said...

Hace unos meses comentaba CB que el alma de quien subraya se ve en lo que escoge, y yo, subrayador impenitente, le di la razón. Hoy, que me he llevado la alegría de salir de una de tus cajas y de ser subrayado, siento que buena parte de ese alma se transfiere a lo escrito. Te lo agradezco muchísimo.

15 marzo, 2010  
Blogger julio martínez mesanza said...

Gracias a ti, Enrique. Fue un placer releer esos tus primeros libros, que, cariñosamente, me enviaste hace ya una eternidad.

16 marzo, 2010  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home