16 febrero 2008

morir en cualquier caso

En su prisión de Toledo, San Juan de la Cruz oyó que un niño cantaba en la calle:

--Muero de amores, carilla,
¿qué haré?
--Que te mueras, a la fe.

El amante está exagerando. ¿Qué otra cosa puede responderle la amada que no le ama? “Muérete y déjame en paz”. Pero ¿y si el amante está diciendo la verdad? Entonces, “muérete, porque ¿qué otra le queda a quien ama y no es amado? Morir o estar muerto en vida.” Cabe una tercera posibilidad, menos extraña de lo que parece. Ella le ama también y le está diciendo : “amáme, es decir, muérete, porque amar es morir y voy a morir contigo”.

Etiquetas: ,

17 Comments:

Blogger E. G-Máiquez said...

¡Cuánto de San Juan hay en lo que cantaba ese niño! En parte, porque también somos creativos cuando oímos (tú nos lo dijiste hace un tiempo: "leemos lo que somos"). Y en parte, me temo, porque hay un tono en cada época, una temperatura. Ojalá, a la fe, que los niños cantasen hoy cosas así. Menos mal que tú nos las traes.

16 febrero, 2008  
Anonymous julio said...

¡Qué razón tienes, Enrique! ¡Ojalá cantasen cosas así! Ayer mismo, me recordaba tu tocayo Enrique Andrés ese otro episodio de la vida de San Juan, cuando las monjas de Beas le cantan estos versos: "Quien no sabe de penas / en este valle de dolores / no sabe de cosas buenas / ni ha gustado de amores, / pues penas son el traje de amadores." Las almas respiraban esa gracia especial y se contagiaban de ella. Me atrevería a decir que las almas eran más elegantes.

17 febrero, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Como dice Máiquez, mucho hay de San Juan en lo que cantaba ese niño; pero hay más, mucho más, muchísimo más, en la hermosa “tercera posibilidad” que nos brindas en tu lectura.

Antonio Azuaga

17 febrero, 2008  
Anonymous julio said...

Esa tercera posibilidad, Antonio... Le doy vueltas y creo que otro la ha pensado y escrito por mí.

17 febrero, 2008  
Anonymous josé eugenio said...

Hartzenbusch... Perdón por la boutade

17 febrero, 2008  
Anonymous julio said...

No es ninguna boutade, José Eugenio. Bienvenido.

17 febrero, 2008  
Anonymous Anónimo said...

No sé si viene al caso, pero esa canción de las monjas de Beas me recuerda a los versos de Joan Margarit: "Triste quien no ha perdido/ por amor una casa". Un saludo. Sergio.

18 febrero, 2008  
Blogger Juan Antonio, el.profe said...

Las relaciones entre el amor y la muerte son muy especiales. El enamorado puede sentir un terrible miedo a la muerte, porque es quien acabará con su estado de felicidad o, por el contrario, puede dejar de temerla, porque llegue a ser consciente de que ni la misma muerte acabará ya con el amor. Sobre esta contradicción he escrito dos soleares en mi blog, por si puede iluminar lo dicho.

18 febrero, 2008  
Anonymous julio said...

Sí que hay algo de eso, Sergio.

19 febrero, 2008  
Anonymous julio said...

No sé. Me quedo con las dos, Juan Antonio. Enhorabuena.

19 febrero, 2008  
Blogger Juan Antonio, el.profe said...

Muchas gracias, Julio. Un honor.

19 febrero, 2008  
Blogger Rocío Arana said...

Bien por la tercera posibilidad...

24 febrero, 2008  
Anonymous julio said...

Yo elijo también ésa, Rocío. ¿Y quién no?

25 febrero, 2008  
Anonymous Anónimo said...

CATIVO

Ahora sé que el amor es estar solo
en el gozo cativo de este vuelo
extraño a mí y a todo excepto a tí


Perdón por la intromisión. S.B.S.

12 marzo, 2008  
Anonymous julio said...

No es una intromisión, S.B.S. Gracias por esos tres endecasílabos.

13 marzo, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Tengo que decirte que he empezado a leer tu obra desde hace poco: "Las trincheras" y "Entre el muro y el foso"; aparte de algunos poemas sueltos que he leído por la red: "De amicitia" me deslumbró. Y el último poema de "Entre el muro y el foso" me parece descomunal. Te descubrí a través de Carlos Marzal. Tu poesía me ha parecido clásica en el sentido humanista del término, algo que muy pocos hacen ya. Sólo quería darte las gracias y la enhorabuena por lo que haces, y por este espacio en la red que no tiene precio. Un saludo.

S.B.S.

14 marzo, 2008  
Anonymous julio said...

Gracias, S.B.S., por tus generosas palabras; por todo lo que dices y, en particular, por esa alusión al último poema de "Entre el muro y el foso".

20 marzo, 2008  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home