06 febrero 2009

clara y oscura

RADIOGRAFÍA

He visto el esqueleto de mi alma,
y no he tenido miedo.

Yo no he visto los huesos
que calmarán el hambre de los buitres
o encontrarán su tumba bajo el agua,
entre sal y naufragios.
No todavía.

Tampoco he visto en ellos cicatrices:
quizá no he estado nunca en la batalla,
siguiendo las estelas de los tanques,
golpeando otros huesos con mis huesos.
No todavía.

He visto el esqueleto de mi alma:
era una catedral del siglo XIII,
sólo nervios y vanos,
y nada alrededor, clara y oscura.

María M. Bautista
4-2-2009

Etiquetas:

15 Comments:

Blogger Adaldrida said...

...estarás orgulloso, ¿no?

06 febrero, 2009  
Blogger Juan Antonio Glez. Romano said...

Impresionante el poema de tu hija, Julio. Como padre, sé lo que significan cosas como esta, y cómo te debes sentir. Si no es mucho preguntar, ¿qué edad tiene?
Enhorabuena por la parte que te toca.

06 febrero, 2009  
Blogger julio martínez mesanza said...

¡Claro que estoy orgulloso, Rocío! Sanamante orgulloso.

Gracias, Juan Antonio. Dieciocho.

06 febrero, 2009  
Blogger AnaCó said...

De tal palo... ¡Enhorabuena, el poema es muy bonito!

06 febrero, 2009  
Blogger José María JURADO said...

Espero que se publique, como se publicó el magnífico de Roma, porque es muy muy bueno. Sólo al final me percaté de que la firma era otra distinta de la habitual. Que se entienda, por ambos, como el mejor y más sincero elogio.

06 febrero, 2009  
Blogger Bukowski said...

Como para no estar orgulloso... Tremendo.

06 febrero, 2009  
Blogger Antonio Azuaga said...

Es precioso, es intenso, es brillante; de hondo discurrir por las imágenes y por la palabra. Es de una madurez lírica y psicológica extraordinaria... Pero, claro, es de María M. Bautista.

Enhorabuena y un beso, María.

Y a ti, Julio, naturalmente habrá que enviarte un kleenex para la barbilla.

06 febrero, 2009  
Blogger Jesús Beades said...

No salgo de mi asombro. Ya no necesito hacer muchos aspavientos verbales para expresar mi deslumbramiento por el talento poético de tu hija María, porque tuve ocasión de decírselo a ella en Sevilla. Mi aplauso cerrado, que te ruego que le hagas llegar. Un abrazo.

06 febrero, 2009  
Blogger E. G-Máiquez said...

El segundo verso es un estremecimiento muy hondo. Y el poema completo está a su altura. Muchas gracias a ambos.

07 febrero, 2009  
Blogger Olga B. said...

Es muy bonito.
Tiene el aire de los tuyos, pero es muy distinto.
Me ha gustado mucho.

07 febrero, 2009  
Blogger José Miguel Ridao said...

Me han impresionado estos versos. Es como un contrapunto a la rima XLVII de Bécquer:
"... Mas, ¡ay! de un corazón llegué al abismo
y me incliné por verlo,
y mi alma y mis ojos se turbaron:
tan hondo era y tan negro".
Un alma torturada frente a un alma confiada.
Un saludo.

08 febrero, 2009  
Blogger Juan Manuel Macías said...

Sencillamente precioso.
Mi enhorabuena a la poeta.

08 febrero, 2009  
Blogger Á.V. said...

Un hermoso poema, sin duda. Enhorabuena a todos, familia y lectores.
Un abrazo, Álvaro

08 febrero, 2009  
Anonymous María said...

Muchas gracias por vuestros comentarios, me han hecho mucha ilusión.


Besos para todos.

09 febrero, 2009  
Blogger A. Rómar said...

Qué envidia.

03 marzo, 2009  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home