11 septiembre 2008

san cipriano de cartago 258 a.d.

El próximo domingo, 14 de septiembre de 2008, se cumple el mil setecientos cincuenta aniversario del martirio de San Cipriano, obispo y padre de la Iglesia. Murió aquí cerquita, en Cartago. Sus escritos me han acompañado a menudo durante mi estancia africana y, hace ya dos años, pensé escribir algo dedicado a él para conmemorar esta fecha, algo que no fuera un simple recordatorio. Como casi todos mis propósitos se quedan en nada, ha llegado la hora y no he escrito ese texto. Me consuelo pensando que no habría sabido estar a la altura. Las actas del martirio, traducidas o en latín, son muy fáciles de encontrar en la red. Vale la pena buscarlas. Los peregrinos que hagan ese pequeño esfuerzo quedarán en la mejor compañía. A los que venís con prisa o vais de paso, mi abrazo fraternal y feliz viaje.

Etiquetas: , , ,

8 Comments:

Anonymous Auberon Quin said...

Creo que a esa idea tuya de escribir algo para conmemorar el aniversario podría aplicarse la respuesta que él dio al procónsul: "Fac quod tibi praeceptum est; in re tam iusta, nulla est consultatio".
Y mientras tanto: "utrobique pro nobis semper oremus" (Ep. 60 al papa Cornelio, que le precedió en el martirio cinco años).
Valeas.

12 septiembre, 2008  
Blogger Antonio Azuaga said...

El, ya domingo, 14 de septiembre es sin duda una fecha señalada para acontecimientos de singular relevancia. Amén del que tú citas, me permito añadir que en día tal quiso el tiempo que las palabras se adornaran con el nacimiento de un grandísimo poeta, probablemente para compensarnos de la pérdida de Dante.
Felicidades, Julio.

14 septiembre, 2008  
Anonymous julio said...

No te falta razón, Auberon Quin.

14 septiembre, 2008  
Anonymous julio said...

Gracias, Antonio. Un abrazo fuerte.

14 septiembre, 2008  
Anonymous cb said...

Quizá te guste saber que también es el aniversario de la muerte del patrono de los predicadores, San Juan Crisóstomo-boca de oro (sermones de dos horas en un templo abarrotado y la gente, llorando, riendo o aplaudiendo al unísono, que no se le quería ir), muerto camino del destierro al "lugar más desierto del mundo" (donde nadie le pudiera oír, claro está), tras una larguísima caminata bajo el sol, un 14 de septiembre de 407.
Su vida (él arrancó, mucho antes que Scarlett O'Hara, las cortinas del palacio episcopal para hacer vestidos a los pobres) y sus sermones (esa maravillosa idea de la creación como escalera tendida entre el cielo y las criaturas, por la que, viéndonos débiles para ascender, Dios con-descendiente baja y nos entrega cartas de ternura, hasta finalmente descender Él mismo) también se encuentran fácilmente en la red.
Un abrazo y que cumplas muchos más.

17 septiembre, 2008  
Anonymous julio said...

Gracias, Crista, por la felicitación y por ese 14 de septiembre de san Juan Crisóstomo, que desconocía. ¡Cuánto dices de él en tan pocas líneas! ¡Y qué bien lo dices!

17 septiembre, 2008  
Anonymous CB said...

Vale. Ya sé que se nota mucho el google y que lo he metido todo en plan empanadilla sin molestarne en ponerlo bonito. Era también un modo de remitir a la red, pero dejando un aperitivo para hacer hambre.
Ahora bien, caer, cuando leí lo del 14 septiembre, en la coincidencia, y anotar "boca de oro" junto a la fecha de tu cumple, eso no me digas que no es un detalle chulo ¿eh?

23 septiembre, 2008  
Anonymous julio said...

Boca de oro... ¡Y tanto que es un detalle, Crista! (Y no sé por qué dices eso. De empanadilla, nada, y, si lo fuera, sería de las ricas).

23 septiembre, 2008  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home