13 abril 2007

adivinos

Esto, tan sencillo y tan exacto, se ha dicho de varias maneras. Esto, tan cierto, no termina de creérselo la mayoría: “El error inherente a la predicción del curso de la Historia consiste en que los profetas suponen que ninguna idea se adueñará de los espíritus humanos fuera de las que ellos ya conocen. Hegel, Comte y Marx, por citar sólo a los adivinos más populares, no dudaron nunca de su propia omniscencia. Cada uno de ellos estaba plenamente convencido de ser el hombre que las misteriosas potencias que gobiernan con previsión todos los asuntos humanos habían elegido para coronar la evolución del cambio histórico. Ninguna otra cosa, pues, podía suceder. No era ya necesario que las gentes pensaran. Sólo una tarea restaba a las generaciones futuras: prepararlo todo según los principios concebidos por el mensajero de la Providencia.” (Ludwig von Mises, Theory and History, 1957)

Etiquetas: , , , , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home