22 mayo 2008

rávena 2

Cesare fui e son Iustinïano,
che, per voler del primo amor ch'i' sento,
d'entro le leggi trassi il troppo e 'l vano.

(Par. 6, 10-12)


Lo excesivo y lo surperfluo de las leyes. Su maraña y su número. Cuando Dante escribió el canto sexto del Paraíso, ese que narra el magnífico vuelo del águila romana a través de los siglos y por encima de los siglos, es muy probable que aún no hubiese pisado Rávena. No conocía, pues, los mosaicos de San Vital, no había estado frente a la imagen de Justiniano, pero hay una majestad que comparten el oro de aquellos muros y sus endecasílabos. Comparten también una rara dignidad, un no sé qué extraño a este mundo.

Etiquetas: , , , , ,

7 Comments:

Anonymous Auberon Quin said...

Aunque sea una vulgaridad desvelar el secreto de esa magia, me parece que lo que comparten es la grandeza de una civilización profundamente humana elevada por la gracia: ese "scheme that has thus proved its solidity, bestriding lands and ages with its gigantic arches, and carrying everywhere the high river of baptism upon an aqueduct of Rome" (Chesterton, The Thing: Why I Am a Catholic, Collected Works, III, 156).
PS: modestamente sugiero que el Poeta tome esta idea y la vierta en hexámetros...

22 mayo, 2008  
Anonymous Rafael Herrera Guillén said...

Sr. Julio,

celebro haberle encontrado en la red. Su Europa y sus Trincheras fueron para mí poemas muy inspiradores. Es más, vertebran un capítulo de mi próximo libro. Su Contra Utopía me sirve como guía para una parte relevante de mi posición filosófico-política. Kierkegaard, Odo Marquard y Mesanza...

Pues nada: solo quería darle las gracias.

Saludos.

23 mayo, 2008  
Anonymous julio said...

Esa idea, Auberon, expresada así, ya lo tiene todo: poesía y verdad.

23 mayo, 2008  
Anonymous julio said...

¡Qué generosas palabras aquí y en tu blog, Rafael! Soy yo quien tiene que darte las gracias.

23 mayo, 2008  
Anonymous Auberon Quin said...

Es cierto que en esas líneas Chesterton aúna poesía y verdad, pero su belleza tiene aquí un punto de barroco extrañamente inglés. Y yo me preguntaba cómo sonaría esa verdad con un eco de "Europa" tallado en las inmediaciones de la antigua Hipona... Mi pregunta -y atrevimiento-, sin embargo, no pretende forzar la libertad del poeta. Gracias por la verdad y la poesía de este blog.

23 mayo, 2008  
Anonymous julio said...

¡Ojalá pudiera, Auberon!

23 mayo, 2008  
Blogger samsa777 said...

Cuánto me gustaría ir a Rávena. Gracias por traerme un poco, que es mucho, a la retina.

Un beso

24 mayo, 2008  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home