02 junio 2012

el prestigio del verso

“Saepe pater dixit: ‘Studium quid inutile temptas? / Maeonides nullas ipse reliquit opes’. / Motus eram dictis, totoque Helicone relicto / scribere temptabam verba soluta modis. / Sponte sua carmen numeros veniebat ad aptos, / et quod temptabam dicere versus erat” (Trist. IV, 10, 21-26). A menudo, su padre le decía que el estudio de la poesía es inútil y que ni el mismísimo Homero dejó ninguna riqueza. Afectado por estas palabras, Ovidio, abandonando por entero el Helicón, intentaba escribir “verba soluta modis”, es decir, prosa; pero, el canto, espontáneamente, venía ajustado a los números, al ritmo, y ya era verso lo que intentaba decir. El ritmo, los números: ésa es la primera frontera entre la poesía y la prosa, no entre la buena y la mala poesía, sino entre lo que es o quiere ser poesía y lo que no es poesía en absoluto. Con el tiempo, ha sucedido al revés: alguien intenta escribir versos sin los números y, lógicamente, lo que le sale es prosa. Pero el verso debe de tener algún prestigio incluso entre quienes desprecian su sentido original y sus reglas, porque éstos no presentan sus prosas como lo que son, sino en líneas cortitas que conservan la apariencia de lo que esos autores o no comprenden o se han propuesto destruir.

Etiquetas: , ,

6 Comments:

Blogger Carlos Hernández said...

Verdaderamente, a mí me cuesta concebir una poesía carente en absoluto de ritmo y musicalidad. No conozco y, por lo tanto, no me es posible recordar ni un solo ejemplo. Sí recuerdo, sin embargo, por poner el ejemplo que primero se me viene a la cabeza, los poemas en verso libre de un Vicente Aleixandre y algunos textos suyos en prosa como "Los encuentros" o "Pasión de la tierra", algunos de los cuales leí hace ya muchos años, en plena adolescencia, y, si alguna impresión han dejado vivamente en mi espíritu, ha sido, sobre todo, la de su incuestionable armonía y extraordinaria musicalidad; esto es lo que más recuerdo, por encima del valor conceptual y la profundidad vital que, por otro lado, sin duda poseen. Totalmente de acuerdo en que el ritmo, los números, marcan la diferencia entre prosa y poesía.

02 junio, 2012  
Blogger Sergio Fernández Salvador said...

Ahí le ha dado. Léanlo los jurados de los premios de poesía.

02 junio, 2012  
Blogger José Miguel Domínguez Leal said...

Oportuno recordatorio. Nunca he entendido eso de los "poemas en prosa". La voluntad métrica es determinante.
Saludos.

02 junio, 2012  
Blogger Alfredo Rodríguez said...

Pues sí, amigo Julio. Tienes más razón que un santo. Hoy hay mucha "poesía" de tecla enter. Prosa -relatillos- cortada en trozos caprichosamente...

04 junio, 2012  
Blogger Juan Manuel Macías said...

Muy interesante el planteamiento. Yo creo que "prosa" y "verso" ya son meros conceptos tipográficos. Frente a la poesía no opongo la prosa sino lo prosaico.

04 junio, 2012  
Blogger julio martínez mesanza said...

Gracias por vuestras provechosas aportaciones. Si Dios quiere, habrá más entradas sobre el tema.

10 junio, 2012  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home