22 agosto 2009

megalomanía

“I would annex the planets if I could”. Hannah Arendt escogió esta frase de Cecil Rhodes como cita inicial de Imperialismo, uno de los volúmenes de Los orígenes del totalitarismo (1951), y lo cierto es que sirve por sí sola para definir cierto espíritu y toda una época. “Si pudiera, anexionaría los planetas”. La tierra se les había vuelto muy pequeña a los megalómanos. “Anexionaría los planetas” pesa más aquí que la reconocida imposibilidad de hacerlo implícita en el “si pudiera”. No es una baladronada, porque, seguramente, Rhodes no era un cobarde, pero, por su desmesura, tiene ese aire ridículo de todas las baladronadas. Es un poco la poesía del diecinueve. Un infinito contemplado desde la jactancia. Un infinito desafiado a voces.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Javier Sánchez Menéndez said...

Es triste Julio, desafiado pero nunca conseguido.

Y se quedaron tan anchos.

23 agosto, 2009  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home