13 abril 2009

mosaicos

Los hombres cazando fieras y las fieras cazando. Los hombres trabajando los campos. Los hombres luchando contra los hombres y las fieras contra las fieras. Y muchos dioses: todos los dioses. Un poco ridículos ya, como los héroes del cómic. Y todos los peces, exactos. Ni en lo real ni en lo irreal: pienso sólo en quien, arrodillado durante toda su vida, va poniendo las teselas. ¿Qué prefiero de toda esta abundancia, de todo este lujo? Los mosaicos en los que no aparece la vida, los puramente geométricos, los laberintos.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Olga B. said...

Me ha venido a la cabeza un verso de un poema de agosto "Nuestra señora de los laberintos".
La geometría, como los números, tan presentes en la creación de cualquier laberinto, representan también la vida, fraccionan la realidad desde un punto de vista téórico y perfecto.
No sé si todo eso tiene Virgen propia, pero lo merecería.
Pensar en quien va poniendo las teselas, arrodillado durante toda su vida, es el tipo de cosas que casi nadie hace.
Gracias.

13 abril, 2009  
Blogger julio martínez mesanza said...

Gracias, Olga. Es cierto: ¡cuánto laberinto en tan poco tiempo!

13 abril, 2009  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home