14 abril 2009

letra

Ninguna tan hermosa como la capital romana. Una R de cerca, una O, una M, una A... Y esa T y esa Q y esa C... Estas inscripciones, caídas por tierra y partidas, están hechas para ser leídas muy despacio, letra a letra, para que la mirada se pierda en la profundidad sombría de cada una de ellas. El sentido viene después (o se ha perdido o ni siquiera importa).

Etiquetas: , ,

8 Comments:

Blogger Juan Manuel Macías said...

Son el alma de la tipografía, desde las suaves renacentistas a las rectilíneas didot o bodoni del XVIII. Pero todas con su serif o pedestal. Trabajo con ellas a diario. Muchas veces las amplío a pantalla completa con un programa que reproduce sus trazos y sus curvas de Bezier. Y siento lo que tan bellamente aciertas a describir, su "profundidad sombría" más allá del sentido. Si es así con los píxeles contingentes, qué no será, ay, en la piedra.
Preciosa entrada, Julio.

14 abril, 2009  
Blogger julio martínez mesanza said...

Precioso y preciso, tu comentario, Juan Manuel. Nadie mejor que tú para hablar de estas cosas. Gracias.

14 abril, 2009  
Blogger Nodisparenalpianista said...

A mi me gusta ver las gastadas, las inscripciones rotas, buscarles las sombras leves, arrancarles una foto, el musgo, la telaraña (Italia, Nápoles) y esas cosas.
Hay gente que nos mira raro, pobres.

04 mayo, 2009  
Blogger Javier de Navascués said...

Bella entrada. Me he metido en tu blog últimamente para aprender y para reanudar relaciones. Yo mismo también he caído en la tentación del blog. Un abrazo, Julio.

14 mayo, 2009  
Anonymous julio said...

Gracias, Nodisparenalpianista.

14 mayo, 2009  
Anonymous julio said...

Gracias, Javier, y enhorabuena por "El sur es el norte". Desde Pavía, creo... Un abrazo.

14 mayo, 2009  
Anonymous Auberon Quin said...

Quizás las letras de Roma son tan bellas porque quienes las escribían creían que durarían, como Roma, eternamente.
Y ni en eso ni en esto, al menos hasta hoy, se han equivocado del todo: cuando el poeta nos las propone hoy para la contemplación parece que subyace en sus líneas algo del "exegi monumentum aere perennius...".
Gracias.

18 mayo, 2009  
Blogger Hiparco said...

Son letras esculpidas, y más que letras quieren ser, patentes como las estatuas del César; caligrafía con rango arquitectónico que corrió la misma suerte que la antigua ciudad y toda época preindustrial. El asombro, sin embargo, perdura ante ellas. Una palabra era así mostrada como signo mismo del imperium, bien dorada al tornasol de la tarde, bien labrada, como otras veces encubiertos sus biseles, por la nieve de enero.

19 mayo, 2009  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home