12 diciembre 2008

rosenzweig, levinas, weil

Para Rosenzweig, en palabras de Levinas, los judíos no necesitan el cristianismo, pero saben que el mundo sí lo necesita. No creo que el propio Levinas opinase igual que el autor de La estrella de la redención. En general, es amable con el cristianismo, pero, en ciertas ocasiones, se muestra beligerante e incluso muy duro. Es el caso de la crítica que dirige a Simone Weil a propósito de la actitud de ésta hacia el Antiguo Testamento. Es una santa, reconoce, pero no ha entendido la Biblia. Rosenzweig, desde el judaísmo, ve la identidad entre el Dios del Antiguo y el Dios del Nuevo Testamento. Rosenzweig tiende un puente. Weil, no, es cierto; Levinas tampoco. El Dios del Antiguo Testamento y el Dios encarnado del Nuevo no son el mismo para ninguno de los dos. Un cristiano puede considerar natural y lógica la posición de Levinas y audaz y meritoria la de Rosenzweig. Un cristiano debe lamentar también que muchos cristianos vean en el Dios del Antiguo Testamento un Dios que no es el suyo y crean que su Palabra es sólo literatura.

Etiquetas: , ,

9 Comments:

Blogger Jacobo Abecassis said...

Un cristiano debe creer que el Dios del Antiguo Testamento y el del Nuevo son el mismo. Pero me temo que creer eso y lo contrario sigue siendo igualmente paradójico. Quizá esto se deba a que Dios no se ha tomado la molestia de escribir algunas notas a pie de página.

12 diciembre, 2008  
Blogger AFD said...

Luis Aberto de Cuenca está un poco con Weil:


"por nuestra fe católica, basada
en la benevolencia de María
y no en la crueldad del dios hebreo;"

12 diciembre, 2008  
Blogger Jesús Aparicio González said...

El cristianismo es hoy más que nunca necesario en el mundo para llevar una vida buena (que no la "buena vida")que acentúe el progreso espiritual del hombre. En tiempo de Adviento el cristiano se deja abrazar por la Esperanza.

HAIKU DE LA ESPERANZA

No es lana seca
el calcetín vacío,
hierba del cielo.

En cuanto a la Palabra de Dios, es igualmente válida para un cristiano tanto la del Nuevo como la del Antiguo Testamento, y no es mera literatura sino Palabra viva que se hace realidad hoy en cada ser humano que la escucha.
Un abrazo

12 diciembre, 2008  
Blogger E. G-Máiquez said...

Qué bueno que Dios no se anotara a pie de página. Todo un ejemplo.

12 diciembre, 2008  
Blogger Alejandro Martín Navarro said...

Es verdad que hay una diferencia de "talante" entre el Dios del AT, al que el Salmista suplica que pisotee a sus enemigos, y el Dios compasivo de Jesús.

Y hay una diferencia en la comprensión del carácter "sagrado" y separado de Dios: Nietzsche prefería el AT porque el Nuevo le parecía demasiado "familiar", lleno de personajes plebeyos que se toman demasiadas confianzas con Dios. Y esto es importante, porque el cristianismo, frente al judaísmo, se caracteriza por cierta laxitud "familiar": desacraliza todo lo que antes era tenido por sagrado (¡incluso la Ley!: "el Sábado está hecho para el hombre..."). Junto con la Encarnación, posiblemente ésta sea la diferencia más insalvable que separa al cristianismo del judaísmo.

Pero con todas sus diferencias, el Dios de Israel, que va en busca del hombre para guiarlo, sigue siendo el mismo que desacraliza y desmitifica los falsos ídolos, el que dice al hombre "escucha", y el que guía a la Iglesia por el desierto de la historia.

13 diciembre, 2008  
Blogger irichc said...

La semilla marcionita permanecerá en el cristianismo iletrado o herético, pero no pesa en quienes contemplan el valor de las promesas y las profecías. La confrontación de pasajes aislados nos hace dudar, con todo, del espíritu que inspira al conjunto. Así, Novalis creía que las disputas entre filólogos socavaban la autoridad de las Escrituras. Séneca debió de pensar algo parecido al hablar de la pérdida de valor de la verdad manoseada.

15 diciembre, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Es inconmensurable la distancia que separa al único dios bíblico de las familias divinas con los de las religiones politeistas, en comparación con la que la que puede haber entre el de Israel y el cristiano, hasta tal punto que el Dios judio, el cristiano, y el musulmán, comparten algo en la historia de las religiones que los identifican. La particularidad del rabí Jeshuah Nazareth consiste precisamente en ese humanismo, como un salto de grado en la evolución teológica, con su trascendencia y significación; pero insisto, no hay dos dioses en la Biblia, sino uno, en Dios de Abraham, "padre" de Cristo.
Puestos a entrar en distinciones entre judaismo y cristianismo, fácil será encontrar exégesis dispares que justifiquen la dual denominación de la Torá y del Antiguo Testamento, ¿pero y con el nuevo testamento? sencillamente no forma parte de la doctrina hebrea. Así pues, las dos bases fundamentales del judaismo, la Torá y el Talmud, explican esta diferencia de credo por la ausencia de un libro sagrado como el Nuevo Testamento para los judíos (no hablemos de las vicisitudes históricas y políticas de estas confesiones). teológicamente hablando el único dios es judeocristiano, gran hito en la historia de las religiones. No vayamos a caer en el politeismo dentro de la misma Biblia. Hiparco

16 diciembre, 2008  
Anonymous Auberon Quin said...

Efectivamente, como dice Irichc, la sombra de Marción es alargada; y también la de un maniqueísmo dialéctico que opone lo que en realidad se complementa.
Por otra parte, frente a determinadas expresiones "duras" del AT, hay también en él muchas expresiones admirablemente consoladoras: "¿Puede una madre olvidarse del hijo de sus entrañas sin tener compasión de él? Pues aunque ella se olvidara, Yo no te olvidaré" (Is 49, 15, p.ej. -y todo el libro del Cantar de los cantares, etc.). Y también en el NT hay frases durísimas ("Es terrible caer en las manos del Dios vivo" Hb 10, 31, por no hablar de Mt 25 y semejantes...). Por lo demás, el NT tiene conciencia clara de continuar el AT...
Conclusión: menos Marción y más Ireneo...
Gracias por la entrada.

17 diciembre, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Vid "el Judaismo de Jesús" de Mario Javier Sabán. Hiparco

31 diciembre, 2008  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home