09 abril 2008

olas

El mar ladra. Así, en Plauto, en Virgilio y en Avieno, que sabía de mares.

Etiquetas: , , ,

11 Comments:

Blogger samsa777 said...

Qué personificación tan turbadora... Que le pregunten sobre ella a Palinuro.

Un beso

09 abril, 2008  
Anonymous CB said...

Muy bonito, Julio, la imagen y el sonido; aunque estaría bien saber cómo era la onomatopeya del ladrido en latín. No acabo de oír al mar diciendo guau-guau, tampoco ruff-ruff; sí que suena más al wau-wau o incluso a oua-oua... ¿La has visto en latín por algún sitio?

09 abril, 2008  
Anonymous julio said...

¡Y tanto, Francisco!

09 abril, 2008  
Anonymous julio said...

No sé cómo era esa onomatopeya en latín, Crista. Creo que la identificación se establece a partir del ruido amenazante de las olas (por amenazante) y de su movimiento (por lo mismo). Funciona como imagen o metáfora y no guarda relación (pero quién sabe) con un sonido determinado. Avieno ("Oceanus iste est, orbis effusi procul / circumlatrator, iste pontus maximus", Ora maritima, 390-91) me llevó a un paso mucho más conocido de Virgilio ("quae sese multis circum latrantibus undis / mole tenet..." Aen., VII, 588-89). La cita de Plauto, que desconocía por completo, la encontré en una nota a pie de página: "Quasi canes, haut secu', circumstant navem turbine venti" (Trinummus, 835). Siempre el ladrido o los perros.

10 abril, 2008  
Anonymous tlön, uqbar, orbis tertius said...

No obstante, cb, no es tanto una cuestión de onomatopeyas: tal vez esté equivocado, pero creo que el verbo latro es, en primera instancia, 'bramar, vociferar, gruñir' y más tarde, por extensión, propiamente nuestro 'ladrar'. Tal vez, en origen, la primera interpretación de estos poetas (sobre todo, por fechas, Plauto) sea neutra, es decir: 'bramar', más allá del sonido exacto que se quisiera imitar. Si hay algún latinista en la sala, por favor...

10 abril, 2008  
Anonymous julio said...

"Baubari" (más tardío quizá) sí es onomatopéyico.

10 abril, 2008  
Anonymous julio said...

Quizá sea así, Tlön, uqbar, orbis tertius. De todas formas, ese genérico "bramar" (más neutro, como dices, y más utilizado en todas las épocas, como también "aullar") se me antoja menos expresivo. En este caso, puede que sea una ventaja para nosotros haber heredado un significado restringido y específico de "latrare", y ver así, en esos mares, perros y ladridos.

10 abril, 2008  
Anonymous serviola said...

Era el guardián del buque; sus melenas
agitaba magnífico en sus rondas;
¡con qué furor ladraba a las ballenas!

Todos vimos su muerte doloridos,
¡y aún nos parece oír, bajo las ondas,
el fúnebre clamor de sus ladridos!

raquero

11 abril, 2008  
Anonymous julio said...

José del Río Sáinz, Serviola: ese poeta conocía de verdad los mares (y su nieto no le va a la zaga).

11 abril, 2008  
Blogger Antonio Serrano said...

Estimados amigos, "latrare" se identifica poéticamente con el bramido del agua no sólo del mar, sino también de los ríos. Así lo hallamos en Silio Itálico (3,469), referido al río Durance: Alpibus ortus... fertur latrantibus undis, o lo que es lo mismo: "Se dice que nace en los Alpes entre ladridos de sus aguas". Saludos de un recién llegado.

13 abril, 2008  
Anonymous julio said...

Gracias, Antonio, por tu esclarecedor comentario y enhorabuena por "El baile de los silenos".

13 abril, 2008  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home