17 enero 2008

¿qué es?

El único lenguaje femenino capaz de intranquilizar nuestra alma no es, desde luego, el explícito; tampoco el deliberadamente alusivo, ni el alusivo sin más, aunque la alusión sea mínima. No tiene que ver con el silencio, ni con el silencio gestual, que es otra forma de lenguaje y de silencio. No es evasión ni negación, pues ambas, la evasión y la negación, le dicen al alma dónde y en relación con qué está, y eso no intranquiliza. ¿Cómo es, entonces, ese lenguaje? ¿Qué es?

Etiquetas:

12 Comments:

Blogger samsa777 said...

Un hermoso e inagotable misterio.

17 enero, 2008  
Anonymous Antonio Azuaga said...

Pues, sin ánimo de entrar en conflicto con la entrada anterior, y en el sentido más sincero de los versos de Claudel, yo diría: “…mais du blanc qui reste sur le papier”.
Como escribí en otra parte, es un lenguaje entre líneas cuyos signos tal vez sean el negativo de los convencionales, con una lógica desconcertante que llena al varón de estupor porque se le antoja incomprensible, que le hace sentir un poco, un mucho a veces, tonto cuando avista algún relámpago de su exquisita sutileza.
Desengañémonos: nunca seremos capaces de hablar así.

17 enero, 2008  
Anonymous ana said...

un no sé que que quedan, sin duda.

17 enero, 2008  
Anonymous Serviola said...

Es la sabiduría. La mujer sabe. El hombre necesita aprender . Por eso inventa. Bueno ahora mucho ha cambiado.

17 enero, 2008  
Anonymous CB said...

"Ella, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón".

La mujer observa y escucha: la mujer está donde está. La mujer guarda esas cosas, cosas pequeñitas, cosas extrañas que no siempre entiende pero un día encajan (no sólo las que relumbran, o son moneda de cambio o engordan el curriculum). La mujer medita sobre esas cosas (no sólo sobre el último libro o la polémica del día). La mujer medita en el corazón.
Y el resultado de todo ello, aventuro (sólo como un intento de aportación al problema de la intranquilidad del alma masculina), podría ser algo parecido a un soplo en el latido, como un ligerísimo cambio de cadencia -a veces imperceptible incluso para ella- del corazón.

Lo que sí supongo es que, de ser así y de ser lenguaje, será capaz tanto de tranquilizar como de intranquilizar. Y que eso dependerá del alma masculina.

18 enero, 2008  
Anonymous Emilio said...

Entiendo lo que dice Julio, pero ese misterio está en el alma masculina. La mujer se equivoca casi siempre y es fácilmente manipulable.

He buscado con afán el misterio femenino, y tengo que decir que no lo he encontrado. He encontrado el misterio del alma masculina, que contiene en sí estupor y candor, lógica y locura. Nunca he visto sutileza en la mujer, sino cálculo.

Estoy a favor de Beatriz, siempre que se entienda como una creación del alma masculina. Sin la mente del hombre, la mujer pierde mucho, la verdad.

19 enero, 2008  
Blogger Rocío Arana said...

Emilio, cada vez me sorprendes más... pero negativamente. Lo siento. Creo que no soy feminista, pero lo que dices es demasiado. ¿La mujer es manipulable? JA. La mujer creación del hombre... JA.

19 enero, 2008  
Anonymous Antonio Azuaga said...

Con tu permiso, Julio:

Supongo, Emilio, que empleas “cálculo” en su sentido no de operación matemática (son escasas las mujeres contables, y las cajeras de los supermercados simplemente golpean una máquina), sino de “conjetura”, es decir, el “juicio que se formula a partir de indicios y observaciones”. Para mí, esto es la dimensión más creadora de la lógica, rigurosamente hablando, por lo que la mujer sería, según lo que tú mismo dices si en ella ves "cálculo", “razón” y “creación”. Hasta aquí no habría misterio porque, más o menos, es territorio común con los varones. El misterio está en la “observación”, quiero decir en “lo que la mujer observa”, que, a mí por lo menos (a lo peor, porque yo no sea excesivamente agudo), me pasa casi siempre desapercibido. El juicio que se formula con esos mimbres, que a mí se me escapan, es lo que me sorprende y a lo que llamo sutileza.
Y si Beatriz es creación del alma masculina, será porque el hombre cree que es así. Y de toda la vida he dado más crédito a la creencia que a las provisionales sabidurías de los seres humanos. Jamás crearíamos algo en lo que no creyéramos. Y si creemos en ello…, por algo será.

19 enero, 2008  
Anonymous CB said...

Qué bien, Antonio, así da gusto. Vosotros también sois muy majos.

A Emilio quería decirle que una de dos: o calculadoras, y por ende manipuladoras, o manipulables; todo no puede ser. Y que tenía que darle las gracias, sin cálculo ninguno, por una cosa que me encontré en el enlace de la revista Hallali que incluía en su comentario del otro día, y que aunque no sé si "ajuntarle" le cuento: ¡¡Me encontré a Barbara cantando Tu n'en reviendras pas!! Allá por COU conseguí no sé dónde un disco de Barbara y me pasaba las horas muertas oyendo "La Solitude"; con el tiempo lo perdí o se rompió y durante un montón de años he estado buscando algo de ella. No se me ocurrió que pudiera estar en youtube, pero al verla en Hallali lo busqué y lo encontré, con la letra y todo, que había trozos que no conseguía descifrar al oído. Otra vez me ha dado la fiebre y no hay día que no la escuche. Ya de paso te la recomiendo. Muchas gracias por el hallazgo.

19 enero, 2008  
Anonymous Antonio Azuaga said...

Crista, ese “muy majos”, es todo un ejemplo de lo que yo decía acerca de la “sutileza” de vuestro lenguaje: tengo la impresión de que tú has leído lo que, sin yo querer decir ni enterarme siquiera que lo decía, también estaba diciendo. Perdón pues: no era una palmadita en la espalda, ni un “también valéis mucho, chicas”. Ha sido una torpeza masculina, o simplemente mía. Algo vale que corrobora, punto por punto, todo lo que he escrito.
Y me callo ya, que hoy me he "pasao" tres pueblos y Julio me va a limitar el peaje.

20 enero, 2008  
Anonymous julio said...

Volveré sobre el tema, que, curiosamente, conduce a la pugna o a la cortesía. Como se trata de un misterio, el "qué es", para mí, sigue en pie, y más después de la excelencia y hondura de vuestros comentarios.

20 enero, 2008  
Anonymous CB said...

Perdona, Antonio, siento haber dado esa impresión. Nada de sutileza, fue sólo una manera tonta de darte las gracias por esa bonita defensa. Ahora te las doy dos veces.

20 enero, 2008  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home