18 enero 2008

los pasos de ella

El qué es de ayer me ha traído a la memoria estas palabras de Levinas (Totalité et infini): “Esas idas y venidas silenciosas del ser femenino, que hace resonar con sus pasos los espesores secretos del ser, no son el turbio misterio de la presencia animal y felina con la que Baudelaire se complace en evocar la extraña ambigüedad”.

Etiquetas: ,

9 Comments:

Blogger José María JURADO said...

"que hace resonar con sus pasos los espesores secretos del ser"

Y esto a mí me trae a la memoria la Tercera Elegía de Duino de Rilke.

"No en la oscuridad, no, sino dentro de tu ser más cercano, pusiste la lámpara, que brillaba"

18 enero, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Baudelaire, qué sabría ese de nada...

19 enero, 2008  
Anonymous ana said...

volvemos a la negación como única forma de acercamiento a la verdad.

19 enero, 2008  
Blogger Juan Manuel Macías said...

Esos pasos creo que los describió admirablemente Safo en aquel fragmento donde recordaba a su Anactoria ausente, y prefería el andar de ella a la marcha de los infantes lidios en armas.

19 enero, 2008  
Anonymous Emilio said...

Menos Baudelaire y más Alvarez Gato.

19 enero, 2008  
Anonymous julio said...

¡Ay, Anónimo y Emilio! ¡Qué os habrá hecho Baudelaire!

20 enero, 2008  
Anonymous julio said...

Así es, Ana, pero, una vez cerca, y cuando no tenemos más noes a mano, necesitamos el sí. Y ahí está lo difícil.

20 enero, 2008  
Anonymous julio said...

Muy oportunos ese Rilke, José María, y esa Safo, Juan Manuel. De paso, además, los he releído. Gracias.

20 enero, 2008  
Anonymous Emilio Quintana said...

Julio, Anónimo y Emilio son el mismo, o sea, yo. Es que me olvidé de firmar la primera vez. En cuanto al hijo del coronel Aupick, recuerdo que el primer verso que escribí fue "Tantas tardes leyendo a Baudelaire". Yo me decanto hacia Alvarez Gato.

20 enero, 2008  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home