26 septiembre 2007

la garisenda

Dante vio por vez primera la Garisenda a los veintidós años. Ese encuentro con la torre inclinada de Bolonia dio lugar a su primer soneto conocido, pero, sobre todo, veinte años después, a una de las más famosas imágenes de la Commedia (Inf. XXXI, 136-141). Su capacidad de observación, su memoria y esa inigualable manera de dar vida y movimiento, por medio de la comparación, a los seres animados e inanimados, aparecen aquí con toda su fuerza:

Qual pare a riguardar la Garisenda
sotto ‘l chinato, quando un nuvol vada
sovr’essa sì, che ella incontro penda;

tal parve Anteo a me che stava a bada
di vederlo chinare, e fu tal ora
ch’i’ avrei voluto ir per altra strada.

(Igual que la Garisenda, a quien la ve desde la parte inclinada, parece que se le va a caer encima cuando una nube pasa sobre ella; así me pareció que Anteo se inclinaba sobre mí mientras me observaba, de suerte, que habría preferido ir por otro camino.)

¡Esa nube que permanecía en la memoria de Dante y que le hizo sentir el vértigo inverso de las torres y los cielos que se nos vienen encima! ¡Esa torre entre las más de cien torres de Bolonia! Quinientos años después, ni uno más ni uno menos, fue Goethe quien se detuvo frente a la vieja Garisenda, a la que, para entonces, le habían quitado ya trece metros. Anotó: “La torre inclinada es un espectáculo que disgusta y, sin embargo, es muy probable que haya sido construida así a propósito”. Mucho y, en este caso, equivocado sentido común y ninguna nube ese día sobre las torres de Bolonia.

Etiquetas: , , , , , , , ,

6 Comments:

Blogger E. G-Máiquez said...

¡Pobre Goethe! Excusémosle con lo del anticiclón (ni una nube) y la pérdida de metros...
¡Y cómo es Dante! Y tú que nos lo subrayas.

26 septiembre, 2007  
Anonymous CB said...

Viene al pelo el aforismo de Neuman que ayer nos espigaba EGMáiquez:

Sin moral no hay mirada. Hay, como mucho, testificación.
*

26 septiembre, 2007  
Anonymous julio said...

Goethe nos da mucho, Enrique, pero a veces es mucho Goethe.

27 septiembre, 2007  
Anonymous julio said...

Dante sabía mirar como pocos, Crista. Goethe, también. Pero en Dante están todas las perspectivas y todas las distancias; en Goethe, faltan algunas.

27 septiembre, 2007  
Blogger José María JURADO said...

En esto Dante es extraoridnario, Homérico, m´s conocida y además casi todos la hemos visto es la "Piña del Vaticano":

La faccia sua mi parea lunga e grossa
Come la pina di San Pietro a Roma,
E a sua proporzione eran l'altre ossa;

28 septiembre, 2007  
Anonymous julio said...

Nos enseña a mirar, José María.

10 octubre, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home