25 mayo 2007

la medicina política

Verano de 1793. Barrère de Vieuzac, desde su tribuna, pide que toda la fuerza de la nueva República caiga sobre los rebeldes de la Vendée: “En las heridas gangrenosas la medicina aplica el hierro y el fuego… La medicina política debe emplear los mismos remedios”. Y se pusieron manos a la obra. Escribe el general Westermann a la Convención el 23 de diciembre de 1793, el mismo día de la derrota del ejército católico en Savenay: “Ya no hay Vendée, ciudadanos republicanos: ha muerto bajo nuestro sable libre, con sus mujeres y sus niños. Vengo de enterrarla en los bosques y en los pantanos de Savenay. Siguiendo vuestras órdenes, he aplastado a los niños bajo los cascos de los caballos y he masacrado a las mujeres, que ya no darán a luz más bandidos. No he hecho prisioneros. Lo he aniquilado todo”. La cifra de no combatientes exterminados durante las campañas de la Vendée causa pavor. Quizá doscientos mil, o más. Un ensayo general de las atrocidades de Auschwitz y del goulag. Un ensayo en toda regla: campos de exterminio, mutilación sexual, cremación, iglesias incendiadas con todos sus feligreses dentro... Incluso se crearon talleres para el curtido de piel humana, con la que se adornaban algunos de los vencedores, y para la extracción de la grasa de los vencidos. Parece ser que también se empleó el gas, aunque sin éxito.

Etiquetas: ,

7 Comments:

Anonymous Antonio Azuaga said...

Estremecedora evocación, Julio, ésta que hoy nos traes, no sólo por la crueldad de la represión de los campesinos católicos de la Vendée, sino por esa otra crueldad de la desmemoria demagógica que arrastra, como si los muertos y masacrados fuesen menos masacrados y menos muertos porque no son “los nuestros”. La bestialidad, por lo general, no tiene ideologías, sólo verdugos.

25 mayo, 2007  
Anonymous CB said...

Qué depresión, Julio, por Dios, qué espanto ese "sable libre"...
En el Blog Compostela se ponen en relación unos versos de Hesíodo con aquel texto de Canetti sobre el sueño,la indefensión y el dogma de la adaptación al medio, pero tienen aún más que ver con el texto de hoy.
Pleíe men gar Gaía cacón, pleíe de Zálasa... y el peor mal el hombre, el del sable libre, el de la cirugía política.

25 mayo, 2007  
Anonymous julio said...

Antonio, muchos de los datos figuran en una proposición de ley que presentaron hace unos meses varios diputados para que la República francesa reconociese y condenase aquella barbarie. Uno de sus argumentos consistía, precisamente, en recordar a la Asamblea las condenas institucionales que ha hecho recaer sobre hechos similares, alejados a veces en el espacio y en el tiempo. No sé qué resultado tuvo la votación, y tampoco creo que importe mucho.

25 mayo, 2007  
Anonymous julio said...

¡Qué bien traídos los versos de Hesíodo, Cristina! Estuve a punto de subrayar en el texto ese "sable libre", pero pensé (y veo que con razón) que se subrayaba solo.

25 mayo, 2007  
Anonymous Antonio Azuaga said...

Gracias por la aclaración. Yo hablaba de “desmemoria demagógica” que, como sabes, tiene “voz pequeña” para guardarse las espaldas y “voz grande” para divulgar sus intereses. Lo normal, al respecto, será comentar, por ejemplo, que la República Francesa “reconoció sus errores”. Lo normal, por otra parte, es decir que la Iglesia Católica, por ejemplo, “tuvo que reconocer…” (en los puntos suspensivos sitúese cualquier cosa). La habilidad de la demagogia consiste en lograr que unos hechos “suenen” y otros semejantes “queden”.

26 mayo, 2007  
Anonymous CB said...

Los versos de Hesíodo es ARP el que los traía (a ver si encuentro quien me enseñe a hacer links), yo sólo la transcripción chapucera y con los acentos descolocaos del que dice "llena esta la tierra de males, llena la mar".
Renueva la entrada, por favor. Hiela la sangre el relato de ese sujeto, así, en primera persona, lleno de horrores y sin el menor asomo de compasión ni arrepentimiento. Tan como otros que nos caen más cerca.

26 mayo, 2007  
Anonymous julio said...

Tus deseos son órdenes, Cristina. Ya hay entrada nueva.

26 mayo, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home