14 junio 2006

indigente y oscuro

“Auprès de notre camp indigent et obscur en existait un autre brillant et riche. À l'état-major on ne voyait que fourgons remplis de comestibles; on n'apercevait que cuisiniers, valets, aides de camp”. Verano de 1792. El ejército de los monárquicos marcha contra la Revolución. Un campamento indigente y oscuro, y otro brillante y rico, con un estado mayor que nada en la abundancia y tiene a su servicio una legión de criados, cocineros y ayudas de campo. Ese ejército no es sólo un ejército, sino el mismísimo Antiguo Régimen marchando contra la Revolución; no es la imagen de ese Régimen, sino su propio ser. Cuatro adjetivos le bastan a Chateaubriand para mostrarnos el abismo que separa el campamento de los emigrados pobres y el de los ricos cortesanos, compañeros de viaje en una aventura condenada al fracaso. Y dos de esos adjetivos, indigente y oscuro, quieren decirnos aún más. Hay en ellos una resonancia moral o metafísica, algo que no consigo explicarme, algo que conmueve.

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home